Excursiones cerca de Barcelona (II)

Descubre las mejores excursiones de un día desde Barcelona

Excursiones cerca de Barcelona (II)

Te ofrecemos la segunda parte de nuestra guía sobre las mejores excursiones que puedes hacer desde Barcelona

Playas y calas paradisíacas, vestigios de antiguas civilizaciones, museos inolvidables, la mejor gastronomía autóctona… Te proponemos un viaje por algunos de los mejores enclaves que se pueden visitar en Cataluña. ¿Te apuntas?

1. Girona

Ideal para una escapada de un día, en Girona puedes disfrutar de su parte monumental, descubrir su deliciosa gastronomía, sumergirte en la historia de los judíos, el cine y el románico catalán o incluso visitar algunas localizaciones en las que se grabó la serie Juego de Tronos.

Qué ver en Girona

Las casas del río Onyar

El río Onyar (uno de los cuatro que cruzan la ciudad)  divide Girona entre la parte nueva y la antigua y ofrece algunas de las estampas más bellas de la ciudad. La más emblemática es la de las preciosas casas de colores que se reflejan en el río, con la catedral y la iglesia de Sant Feliu como inmejorable telón de fondo.

La judería

En el corazón de la Girona medieval encontrarás uno de los barrios judíos mejor conservados de Europa. Un trazado de estrechas calles de piedra tan encantadoras como laberínticas que mantienen el aura de los tiempos medievales y son testimonio de la importancia que tuvo la cultura judía en la ciudad.

La Catedral y sus escaleras

Si todavía no lo has hecho ya, te enamorarás definitivamente de Girona al contemplar la catedral de Santa María en lo alto de su larga escalinata.

El templo, construido entre los siglos XI y XVIII, tiene una mezcla de estilos románico, barroco  y gótico y se hizo célebre entre los fans de Juego de Tronos al aparecer como el Septo de Baleor en la sexta temporada de la serie.

También te recomendamos que des un paseo por las murallas de la ciudad, te dejes seducir por el museo del cine y que, si tienes la posibilidad, visites Girona en el mes de mayo durante la celebración del Temps de Flors, un festival en el que los principales edificios de la ciudad se engalanan con preciosos montajes florales.

La excursión a Girona es especialmente recomendable durante la celeración del festival Temps de Flors

2. Tarragona

Eternamente soleada y con unas increíbles vistas al azul intenso del Mediterráneo, Tarragona te hará sentir como si retrocedieras dos milenios en el tiempo hasta la era del Imperio Romano. Sus bien conservados circo, anfiteatro y foro son Patrimonio de la Humanidad y se complementan a la perfección con la arquitectura medieval del centro de la ciudad.

La excursión a Tarragona te permitirá descubrir el precioso circo romano

3. Costa Brava

La belleza de sus paisajes, el encanto de su gente, su gastronomía y la tradición marinera de sus pueblos convierten a la Costa Brava en la joya de la corona del litoral catalán.

Qué ver en la Costa Brava

Cadaqués

Al llegar a Cadaqués entenderás por qué genios como Marcel Duchamp, García Lorca, Buñuel, Picasso, Miró o, sobre todo, Salvador Dalí (que lo consideraba “el pueblo más bonito del mundo”) quedaron prendados de este precioso pueblo de pescadores  que se funde a la perfección con el mar y la montaña.

Cadaqués es uno de los paraísos ideales para hacer una excursión de un día desde Barcelona

Recorrer las calles de casas blancas de su casco antiguo, visitar la Casa-Museo de Dalí o contemplar la infinidad de pequeñas embarcaciones que navegan sobre aguas cristalinas son placeres que no puedes perderte en Cadaqués, una localidad tan recóndita en otros tiempos que prácticamente estuvo aislada hasta el siglo XIX.

Calella de Palafrugell

Calella de Palafrugell conserva la esencia de los antiguos pueblos pesqueros

Otro de los grandes tesoros de la Costa Brava, Calella de Palafrugell conserva como pocos la identidad de un pueblo pesquero de antaño con sus casas bajas y blancas a la orilla del mar. Un paisaje idílico que  inspiró a  Joan Manuel Serrat para componer su célebre canción “Mediterráneo”.

L’Estartit

Esta población de tradición pesquera cuenta con un importante puerto, una de las playas más amplias de la zona y una variada oferta turística, comercial y de ocio.

Pero si por algo es famosa internacionalmente es por ser la puerta de acceso a las cercanas islas de Medes, un archipiélago de siete islotes ideal para practicar el buceo y que está considerado como una de las reservas de flora y fauna más importantes del Mediterráneo.

Empúries

Empúries te hipnotizará, en un entorno idílico junto al mar, con el único yacimiento de España donde conviven los restos de una ciudad griega con otra posterior romana.
En la ciudad griega destacan los restos de la muralla, la acrópolis y la plaza del mercado. Fuera del recinto arqueológico se puede admirar también el puerto griego del siglo I a. de C., donde en 1992 desembarcó la antorcha olímpica de los Juegos Olímpicos  de Barcelona.
Por su parte, en la ciudad romana destacan unos mosaicos de suelo en excelente estado de conservación, el foro, restos de un anfiteatro, varias estatuas y vestigios del entramado de calles.

Lloret de Mar

Uno de los principales destinos turísticos de Catalunya, que en los últimos años se ha hecho famoso por su animada oferta nocturna. Pero Lloret de Mar es mucho más que discotecas.

A lo largo de su peculiar paseo marítimo puedes disfrutar de excelentes vistas a sus playas, como la majestuosa playa de Lloret o la recóndita Sa Caleta.

También puedes deleitarte con unas espectaculares vistas desde los jardines de Santa Clotilde, situados sobre un acantilado en el que pasear entre escalinatas y preciosas fuentes.

Además, Lloret de Mar cuenta con joyas arquitectónicas como el castillo de Sant Joan y la iglesia de Sant Romà, de estilo gótico catalán con elementos modernistas.

Tossa de Mar

Sus postales marineras (con espléndidas playas, abruptos acantilados y vegetación salvaje) convierten a Tossa de Mar en una de las localidades que mejor ha sabido mantener su entorno natural en armonía con el desarrollo turístico.
En medio de este enclave paradisíaco encontrarás el recinto fortificado de la Vila Vella (el casco antiguo de la ciudad) cuyas torres y murallas, construidas en los siglos XII y XIV para defender a la población de los piratas, son uno de los testigos medievales más impresionantes de Cataluña.

Degustar las tan famosas como exquisitas gambas de Palamós o perderte en las espectaculares playas y calas de Begur y Roses son otras de las infinitas alternativas que te ofrece la Costa Brava.

4. Delta del Ebro

Con una superficie aproximada de 320 kilómetros cuadrados es la mayor zona húmeda de Cataluña), en el Delta del Ebro encontrarás playas kilométricas, precisos paisajes y una impresionante riqueza natural.

En el Delta del Ebro puedes conocer el cultivo de arroz, observar las especies autóctonas y los flamencos que habitan la zona, visitar en barca las salinas, practicar paddle-surf e incluso comer en un restaurante flotante en pleno mar.

En la excursión al Delta del Ebro puedes conocer los secretos del cultivo del arroz

Y es que la gastronomía también encuentra un lugar importante en el Delta del Ebro. La proximidad del mar te permite elegir entre el arroz autóctono, ostras, pato, anguila ahumada y los langostinos de La Ràpita y un sinfín de delicias más que te harán perder los sentidos.

5. Figueres, descubre el universo de Dalí

El Teatro-Museo de Dalí en Figueres recoge una parte importante de la prolífica obra del artista catalán

Figueres es la cuna de Salvador Dalí y el gran reclamo de la ciudad es el Teatro-Museo dedicado a la figura del polifacético artista catalán, uno de los más visitados de España.

El edificio es una obra de arte en sí mismo que fue diseñado y concebido por Dalí para acercar al visitante a su universo creativo. En su interior encontrarás un conjunto de obras que reflejan la fantasía, genialidad y desbordante capacidad creativa de un artista que no dejó indiferente a nadie.

Después del derroche creativo de Dalí, nada mejor que acercarte paseando al castillo de San Fernando, la mayor fortaleza europea del siglo XVIII con una la superficie de 320.000 metros cuadrados.

La visita guiada te permitirá conocer la historia y usos militares que ha tenido la fortaleza desde su construcción, poco antes de que la ocuparan las tropas napoleónicas durante la Guerra de la Independencia (1808-1814), pasando por la Guerra Civil española hasta llegar hasta nuestros días.

Como colofón ideal puedes visitar el Museuo del Juguete de Cataluña, que te propone un viaje nostálgico hacia tu infancia a través de cerca de 4.000 piezas  de diferentes épocas (mecanos, bicicletas, coches, caballos, trenes, muñecas…), entre las que quizá  descubras aquel juguete que tanto te hizo disfrutar cuando eras niño.

Si estás interesado en visitar alguno de los lugares que te hemos sugerido o que te propusimos en nuestro primer post sobre las mejores escapadas cerca de Barcelona, nuestro personal de recepción te ampliará cualquier información que necesites ¡e incluso puedes reservar directamente tus excursiones desde el hotel!