Los 9 edificios más emblemáticos de Barcelona

La Sagrada Familia es uno de los monumentos más emblemáticos de Barcelona

Los 9 edificios más emblemáticos de Barcelona

Te proponemos una lista con los edificios que no te puedes perder cuando visitas la ciudad

Barcelona es una de las capitales mundiales de la arquitectura. La ciudad está plagada de edificios que son auténticas obras de arte en sí mismos, con una variedad de estilos entre los que sobresale la originalidad del modernismo catalán. De entre todas las joyas arquitectónicas que puedes visitar, hemos elaborado una guía con los nueve edificios más emblemáticos de Barcelona.

1. La Sagrada Familia

El principal icono de Barcelona y del modernismo catalán, La Sagrada Familia representa los símbolos de la fe cristiana a través de una inigualable conjunción de disciplinas artísticas que explica por qué es el monumento más visitado de España y uno de los más visitados de Europa.

El exterior cuenta con tres majestuosas fachadas que representan el nacimiento, la pasión y la muerte de Jesucristo a través de un conjunto escultórico que recrea los principales pasajes de su vida: el beso de Judas, la última cena, El juicio de Jesús, el Ecce Homo, etc…

El interior de la basílica te transportará a un mundo de fantasía en el que las columnas recrean las formas de la naturaleza, imitando un enorme y colorido bosque de piedra.

Tras más de un siglo en construcción (los trabajos empezaron en 1882), se espera que la obra cumbre de Gaudí esté finalizada en el año 2026, coincidiendo con el centenario de su muerteh.

2. Casa Batlló

En 1904 el empresario Josep Batlló encargó a Antonio Gaudí remodelar un antiguo edificio ubicado en el Passeig de Gràcia…y vaya si lo cambió.

El arquitecto catalán transformó el modesto inmueble en una de sus creaciones más impresionantes y admiradas, declarada Patrimonio Mundial de la Unesco en 2005.

El edificio simboliza la batalla de Sant Jordi, patrón de Cataluña, contra el dragón (representación del mal). En la azotea, el lomo del dragón está representado por tejas de diferentes colores en forma de escamas, atravesadas por una cruz de cuatro brazos que evoca la espada de Sant Jordi.

La Casa Batlló es uno de los edificios más bellos de Barcelona

En el último piso un balcón en forma de flor alude al balcón de la princesa y la leyenda popular dice que, en los pisos inferiores, se sitúan los restos de las víctimas del dragón simbolizados por balcones en forma de calaveras y columnas con forma de huesos.

Pero no sólo el exterior es impresionante. Los preciosos patios interiores de la Casa Batlló evocan las profundidades marinas gracias a los detalles del sistema de ventilación y al increíble dominio que Gaudí tenía de la luz, el color y los diferentes materiales decorativos (vidrio, madera, hierro, etc.).

3. La Pedrera

Si todavía no estás deslumbrado  por el legado de Gaudí en Barcelona, la Pedrera (también conocida como Casa Milà) acabará por conquistarte definitivamente.  El edificio cuenta con seis plantas plagadas de curvas sinuosas, formas arquitectónicas imposibles y una decoración que, como ocurre en la Sagrada Familia y en la mayoría de obras de Gaudí, recrea las formas de la naturaleza.

Pero si algo destaca en la Pedrera es su insólita azotea rebosante de fuerza artística y simbólica, en la que sus chimeneas en forma de esculturas de guerreros forman un impresionante ejército de piedra.

Las chimeneas de la Pedrera simbolizan un ejército de piedra

4. Cathedral of Barcelona

En pleno corazón del centro histórico emerge la imponente Catedral de Barcelona, cuyos muros han sido testigos de ocho siglos de historia de la ciudad.

Así, el edificio actual se levantó entre los siglos XIII y XV sobre una antigua catedral románica, construida a su vez sobre una iglesia de la época visigoda que precedió a una basílica paleocristiana, cuyos restos todavía pueden verse en el subsuelo del Museo de Historia de Barcelona.

La catedral de Baracelona es uno de los mejores ejemplos del gótico catalánn

Como colofón, a finales del Siglo XIX se completó la fachada y la torre central neogótica de una catedral que esconde casi tantas curiosidades como piedras. Entre ellas destacan las cerca de 200 gárgolas que la vigilan desde las alturas, sus 21 campanas con nombre de mujer o las 13 ocas que viven en el claustro, que rememoran los trece martirios que tuvo que padecer Santa Eulàlia (la mártir que da nombre al templo) por negarse a renunciar a su fe cristiana.

5. La Boquería

Ubicado a menos de 10 minutos andando desde el Hotel Arc la Rambla, la Boqueria es el mercado gastronómico más antiguo, grande y emblemático de la ciudad. La variedad de sus 300 puestos son una metáfora de la multiculturalidad que caracteriza a Barcelona, pudiendo encontrar desde productos típicos catalanes hasta exóticos manjares mientras disfrutas de un ambiente lleno de encanto, color y vida.

En el mercado de la Boquería se pueden adquirir productos de casi cualquier parte del mundo

Si te apetece comer allí mismo, en La Boqueria encontrarás también magníficos restaurantes y puestos de comida como El Quim de la Boqueria o el Bar Central de la Boqueria, en los degustar tapas y platos elaborados al momento con los productos frescos del mismo mercado.

6. Basílica de Santa María del Mar

En el barrio del Born se sitúa la basílica de Santa María del Mar, considerada como el mejor ejemplo de la arquitectura gótica catalana gracias a su elegante y austera fachada, sus interminables columnas y la belleza de las superficies de piedra desnuda.

La basílica de Sasnta María del Mar es uno de los edificios más emblemáticos de Barcelona

El templo, en el que se inspira la famosa  novela “La Catedral del Mar” de Ildefonso Falcones, se construyó entre 1329 y 1383 y fue sufragado por los feligreses del barrio, que ayudaron a levantarlo con su dinero y su esforzado trabajo.

Como curiosidad, camuflado entre los preciosos ventanales de la basílica se encuentra un escudo del FC Barcelona. ¿El motivo? Descúbrelo en nuestro post sobre los secretos mejor guardados de Barcelona 😉

7. El Liceu

El Teatro del Liceu de Barcelona es uno de los teatros de ópera más importantes del mundo

Muy cerca del hotel se ubica el Gran Teatre del Liceu, uno de los teatros de ópera más importantes del mundo.

Desde su inauguración en el año 1847, en el Liceu se han representado las más grandes obras y ha acogido a artistas de la talla de Enrico Caruso, Maria Callas, Luciano Pavarotti o los locales José Carreras y Montserrat Caballé.

Además, el edificio es una obra de arte arquitectónico que merece la pena visitar aunque solo sea para contemplar su belleza.

Después de sufrir varios incendios e incluso un atentado a lo largo de su historia, el edificio ha resurgido de sus cenizas una y otra vez y tras su última reconstrucción mantiene la esencia original, con algunas mejoras técnicas, para convertirse en un símbolo cultural de Barcelona y en uno de los teatros con mayor aforo de Europa (2.292 asientos).

Pero el Liceu no vive solo de su historia. Por su imponente escenario siguen pasando los mejores cantantes y compañías de ballet y danza del mundo. Consulta aquí la programación completa.

8. Palau de la Música Catalana

Construido entre 1905 y 1908 por el arquitecto Lluís Domènech i Montaner, el Palau de la Música es una de las salas de conciertos más singulares del mundo (con una acústica inmejorable)  y uno de los monumentos más representativos del modernismo catalán.

El edificio se articula alrededor de una estructura central metálica recubierta de vidrio, que al recibir la luz natural convierte el edificio en una mágica caja de música donde se combinan todas las artes aplicadas: escultura, mosaico, vitral y forja.

El Palau de la Música Catalana es obra del arquitecto LLuís Domènech y Montaner

Para poder disfrutar de esta obra maestra, el Palau de la Música Catalana ofrece visitas guiadas que te permitirán conocer rincones mágicos como la impresionante cúpula de cristal policromado que decora e ilumina la sala principal, el órgano que preside el escenario o las esculturas y mosaicos dedicados a grandes compositores como Wagner o Beethoven. ¡Aunque lo mejor es disfrutarla en pleno concierto!

9. Hospital de Sant Pau

El recinto modernista de Sant Pau

Otro de los hitos modernistas de Barcelona, obra de Lluís Domènech i Montaner. La visita guiada te permitirá descubrir su sorprendente historia (fue construido inicialmente a principios del siglo XX como una ciudad-jardín para los enfermos) y los secretos de un recinto que incluye túneles subterráneos,  preciosos jardines, esculturas, vitrales, mosaicos y todo tipo de artes aplicadas.

Hasta aquí nuestro repaso a los nueve edificios más importantes de Barcelona. ¿Crees que nos hemos dejado alguno?