Rutas por el barrio gótico de Barcelona

catedral del barrio gótico - Hotel Arc La Rambla

Rutas por el barrio gótico de Barcelona

El Barrio Gótico de Barcelona es una de las zonas históricas más visitadas y más antigua de Barcelona. Es uno de los cuatro barrios que conforman la Ciutat Vella y está delimitado por La Rambla, Via Laietana, Passeig de Colom y Plaza Cataluña. Todo ello hace que sea una interesante elección para visitar y es posible recorrerlo a pie desde Hotel Arc La Rambla

A pesar de que no es un área muy extensa, el Barrio Gótico de Barcelona tiene monumentos, rincones y plazas que valen la pena visitar con tranquilidad.  Te recomendamos las siguientes rutas: 

De Portaferrissa hasta la Plaça del Rei

barrio gótico de Barcelona - Hotel Arc La Rambla

Portaferrissa era una de las ocho puertas de entrada a la ciudad amurallada. Actualmente se conserva la fuente del mismo nombre con un mosaico que representa la celebración de las Festes de la Mercè. Su nombre nace de las barras que decoraban el portal en el siglo XIII.

Siguiendo la calle Portaferrissa y la calle El Boters llegarás a la plaza donde se encuentra uno de los monumentos más emblemáticos de la Ciudad Condal: la Seu o catedral de Barcelona

La catedral de Barcelona 

Su origen se remonta a los siglos XIII y XV, épocas de la que se conserva la estructura, aunque el remate del templo, tal y como lo conocemos hoy día, tuvo lugar en el siglo XIX con la construcción de la fachada neogótica. Destacan su patio central en el que viven 13 ocas, 200 gárgolas y la capilla de Santa Eulàlia, una de las patronas de Barcelona. 

La plaza situada enfrente, denominada Plaça Nova, es un lugar donde pueden verse artistas callejeros y/o diversos mercadillos a lo largo del año.

Casa de L’Ardiaca 

Al lado de la catedral se encuentra la Casa de l’Ardiaca, una construcción señorial del siglo XII y reconstruida en el siglo XV. Esta construcción fue residencia de la orden de los Arcedianos (de ahí la procedencia de su nombre). En su patio interior se encuentra una fuente en la que se celebra una curiosa tradición catalana denominada l’ou com balla. Se puede acceder a la parte superior y desde allí contemplar mejor las gárgolas de la catedral.

Calle del Bisbe

Es una calle estrella muy transitada y pintoresca con un arco en forma de puente con un balcón que en realidad es una imitación del estilo gótico realizada en 1928. 

Esta vía desemboca en la plaça  Sant Jaume, donde se encuentran las sedes de la Generalitat y el Ayuntamiento de Barcelona, edificio que puede visitarse los domingos por la mañana. 

Plaça del Rei/ Museo de Historia de Barcelona

Finalizamos esta ruta en la Plaça del Rei, un lugar emblemático que refleja todo el poder de la Barcelona medieval. Allí se encuentra el Palau Reial Major, que fue residencia de los condes catalanes desde el siglo XIII hasta el XV.  Al lado de esta plaza se encuentra el Museu d’Història de Barcelona, donde se pueden contemplar los restos arqueológicos de la Barcelona romana. No te puedes olvidar de visitar la capilla de Santa Àgata o el Palau de Lloctinent.

Ruta por el barrio judío de Barcelona (el Call)

El Call es la zona donde vivieron los judíos de Barcelona durante la Edad Media. Las calles actuales que delimitan este barrio judío son Sant Domènec, Sant Sever, Banys Nous y la calle del Call. La estructura arquitectónica forma un cuadrado con calles estrechas, inscripciones y fachadas que conservan el sello Sefardí, (denominación de la comunidad judía en España). 

Sus núcleos importantes en la actualidad son la Sinagoga Mayor de Barcelona, lugar de culto vigente pero que puede visitarse, y el Centro de Interpretación del Call. 

Finalmente, puedes descansar en alguna de las terrazas muy populares de la Plaça del Pi, donde también se encuentra la catedral Santa María del Pi, una joya arquitectónica del siglo XIV. El primer y tercer fin de semana de mes hay un mercado con puestos artesanales de alimentación. 

En definitiva, el barrio Gótico de Barcelona es un lugar con sorpresas en cada rincón. ¡Y Hotel Arc la Rambla está a unos metros!