Conoce la Sagrada Familia, la joya del modernismo en Barcelona

La Sagrada Familia es el máximo exponente del modernismo en Barcelona

Conoce la Sagrada Familia, la joya del modernismo en Barcelona

Hablar de Barcelona es hablar de la Sagrada Familia. El templo ideado por Antonio Gaudí se ha convertido en el icono por excelencia de la ciudad, el monumento más visitado de España y en uno de los más visitados del mundo.

Para que puedas conocer mejor esta joya del modernismo catalán, declarada Patrimonio de la Humanidad por la Unesco en 2005, te proponemos un apasionante recorrido por su arquitectura e historia y una pequeña guía sobre cómo puedes adquirir las entradas si decides visitarla. ¿Empezamos? 😉

Historia de la Sagrada Familia

Los orígenes de la basílica se remontan a 1866, año en que Josep Maria Bocabella i Verdaguer fundó la Asociación Espiritual de Devotos de San José. Fue dicha asociación la que promovió la construcción de un templo expiatorio dedicado a la Sagrada Familia tras adquirir una parcela de terreno de 12.800 metros cuadrados entre las calles de Marina, Provença, Sardenya y Mallorca, en la que se finalmente se construirá el templo.

El proyecto fue encargado en un principio al arquitecto Francisco de Paula del Villar y Lozano, bajo cuya dirección se colocó la primera piedra el 19 de marzo de 1882. Pero, poco después, de Paula del Villar dimitió por discrepancias con los promotores y el encargo pasó a manos de un arquitecto de tan solo 31 años, que no tenía experiencia en grandes obras y que decidió replantear el proyecto por completo: Antoni Gaudí.

Después de que la asociación recibiera un importante donativo anónimo, el genio catalán se planteó hacer una obra nueva y mayor: desestimó el antiguo proyecto neogótico, del que solo se había construido la cripta, y propuso un exuberante e innovador templo con planta de cruz latina, 18 torres de gran altura y cargado de simbolismo religioso (especialmente por su profusa decoración escultórica).

Gaudí dedicó 43 años de su vida a la La Sagrada Familia pero, tras su muerte en 1926,  tan solo se había construido una de las torres. Consciente de que las obras del templo podían durar incluso siglos, Gaudí definió todo el proyecto sobre planos y realizó tres maquetas en yeso a escala, con la intención de que fuesen empleados como modelos en la construcción de todo el edificio.

Aunque los planos, esbozos, maquetas y modelos resultaron muy dañados durante la Guerra Civil Española, algunos pudieron ser recuperados y gracias a todo el material que se conserva, las obras continuaron respetando fielmente el diseño ideado por Gaudí.

En la actualidad el templo continúa en construcción y se espera que las obras puedan finalizar en 1926, coincidiendo con el centenario de la muerte del arquitecto.

Arquitectura de la Sagrada Familia

La Sagrada Familia representa los símbolos de la fe cristiana a través de una deslumbrante conjunción de disciplinas artísticas. Su majestuosa belleza y la riqueza casi infinita de sus matices decorativos, arquitectónicos y simbólicos son tales que podrías pasarte un día entero contemplándola y conociendo su increíble historia.

El exterior cuenta con tres fachadas. La del Nacimiento (calle Marina), profusamente decorada y llena de vida, representa el nacimiento de Jesús. La de la Pasión (calle Sardenya), más austera, refleja el sufrimiento de Cristo durante la crucifixión. Por su parte, la fachada de la Gloria (calle Mallorca) representa la Muerte, el Juicio Final, la Gloria y el infierno. Todas ellas incorporan preciosos conjuntos escultóricos en los que se recrean los principales pasajes de su vida: el beso de Judas, la última cena, El juicio de Jesús, el Ecce Homo, etc.

Por su parte, el interior de la basílica te transportará a un mundo de fantasía en el que las columnas recrean las formas de la naturaleza, imitando un enorme y colorido bosque de piedra.

Cuando finalicen las obras, el templo estará coronado por 18 torres (en la actualidad solo 8 están terminadas) dotadas de diferente altura en función de la jerarquía religiosa que representan: 12 estarán dedicadas a los apóstoles, cuatro a los evangelistas y una a la Virgen María. La última, dedicada a Jesucristo, acariciará el cielo de Barcelona a 172’5 metros para convertir a La Sagrada Familia en el edificio más alto de Barcelona.

Visitar la Sagrada Familia

El acceso para visitantes se encuentra en la calle Sardenya y, dado que suele haber mucha cola, es recomendable comprar las entradas con anticipación. Existen varios tipos de entrada con diferentes precios (simple, combinada con el Museo Gaudí del Parque Güell o con audio-guía en diferentes idiomas), que puedes comprar directamente en la recepción del hotel.

El dinero recaudado con las entradas sirve como donativo para financiar la construcción del templo, de la que ya han sido testigos hasta cinco generaciones de barceloneses.

Hasta aquí nuestra guía para conocer un poco mejor la Sagrada Familia. Si tienes alguna consulta o quieres ampliar información, no dudes en consultar a nuestro staff. ¡Estaremos encantados de ayudarte!