Quicktext hotel chatbot

Estación de Francia: historia y curiosidades

Historia y curiosidades de la Estación de Francia de Barcelona

Estación de Francia: historia y curiosidades

Si estás planeando un viaje a Barcelona, una de las cosas que debes incluir en tu lista de lugares que visitar es la Estación de Francia. No te pierdas el blog del Hotel Arc La Rambla para descubrir la historia y curiosidades interesantes de este lugar. 

La Estación de Francia 

La Estación de Francia es la estación de tren más emblemática de Barcelona. Se encuentra entre los barrios de El Born, La Villa Olímpica y La Barcelona, justo al lado del Parque de la Ciudadela. Actualmente, siguen circulando trenes aunque la mayoría del tráfico ferroviario se concentra en las estaciones de Sants y la Sagrera. 

Sin embargo, durante una época fue la estación más importante de la capital catalana, veamos un poco de su historia. 

Exposición Universal de 1929

En antiguas entradas del blog, ya hemos visto que la zona de Montjuic fue el epicentro de la Exposición Universal de 1929 y se construyeron edificios como el Palacio Nacional, donde se encuentra el actual Museo Nacional de Arte de Cataluña. 

Sin embargo, no fue la única zona de la ciudad que se transformó para acoger un evento de esas características. Se construyeron equipamientos e infraestructuras como la Estación de Francia. 

En 1926 se encargó al ingeniero ferroviario, Andreu Muntaner, que empezara la construcción de la estación que debería unir España y Francia por vía ferroviaria. Los arquitectos Duran Reynals y Pelagi Martínez diseñaron el icónico vestíbulo de estilo novecentista.

Rehabilitación para los Juegos Olímpicos de 1992

Durante la Guerra Civil, la estación sufrió grandes desperfectos y no fue hasta 1988, cuando RENFE (Red Nacional de Ferrocarriles Españoles) decidió cerrarla para arreglar la estructura y prepararla para un evento muy importante que tendría lugar en la ciudad: los Juegos Olímpicos de 1992.

Con la remodelación, se recuperó la belleza original del edificio: un excelente ejemplo del estilo modernista de la época. Se rehabilitó el vestíbulo y la impresionante fachada hecha de piedra y mármol que se extiende por varios pisos, con una gran cúpula de vidrio y hierro forjado. Además, se adaptó el espacio a los viajeros y visitantes instalando servicios como cafeterías. 

Los búhos 

La estación de Francia también es conocida por sus búhos. Son pequeñas estatuas distribuidas en la entrada principal, en el interior y exterior del edificio y están colocadas estratégicamente para asustar a las palomas. Aunque no acaban de cumplir su función, los búhos se han convertido en una atracción turística y son fotografiados a diario por decenas de personas. 

Además de por los búhos, muchos turistas se acercan a diario para fotografiar los andenes que han sido escenario de películas y novelas. Escritores como Eduardo Mendoza, Carlos Ruiz Zafón o Carmen Laforet han ambientado sus libros allí y se han rodado películas como Quiéreme, Las maletas o Biutiful.  

La Estación de Francia y sus alrededores 

La estación cuenta con varios restaurantes y bares donde puedes disfrutar de la deliciosa comida y el vino local. También hay tiendas de souvenirs y quioscos de periódicos donde puedes comprar recuerdos de tu viaje.

Además, la estación de Francia está ubicada en una zona céntrica de la ciudad y muy cerca del Hotel Arc La Rambla, por lo que es un lugar ideal para comenzar a explorar los alrededores. 

A solo unos pasos encontrarás el Parque de la Ciudadela, el Born Centro de Cultura y Memoria o la Basílica de Santa María del Mar son algunos de los espacios que no te puedes perder. 



X