El Park Güell

El Park Güell

En Hotel Arc La Rambla estamos deseando que vengas a conocer Barcelona y, por eso, queremos seguir ayudándote a que descubras esta bonita ciudad.

El Park Güell es uno de los paseos que no debes perderte en Barcelona, y es imprescindible visitarlo para poder sentir el verdadero modernismo.

El parque fue construido entre 1900 y 1914, proyectado como una urbanización para un público de alto poder adquisitivo Un fracaso en la comercialización convirtió este posible proyecto en el parque actual.

Un parque diferente

El parque es sumamente singular, algo único tal como podría esperarse de cada obra de Gaudí. En los espacios y la decoración, Gaudí aplica las formas orgánicas de la naturaleza, y una impresionante labor ornamental donde las intervenciones en el paisaje se complementan con la belleza natural. Entre el frondoso verde asoman balcones, terrazas, escalinatas y construcciones sumamente icónicas del parque, pero también representativas de Barcelona.

Con la muerte del conde Güell en el año 1918, sus herederos toman la decisión de vender el parque al Ayuntamiento de Barcelona. En el año 1926 abre al público y el interés turístico se vuelve creciente año tras año.

No te pierdas la escalinata: Patrimonio de la Humanidad

En la escalinata de acceso es posible observar con claridad el simbolismo tanto político como religioso aplicado en todo el diseño. Están representados los Países catalanes. Pero también hay referencias mitológicas en la propia concepción del parque inspirada en el templo de Apolo de Delfos. Uno de los emblemas de esta escalinata es el dragón o salamandra revestido con su particular colorido, el punto en el que cada visitante quiere tomar su foto.

Todo el conjunto está catalogado como Patrimonio de la Humanidad por Unesco dentro del conjunto de obras de Antoni Gaudí. Ideal para visitar en un atardecer el parque al completo es una joya más que incluir en nuestra agenda de viaje.

 

Compra tus tickets aquí o directamente en la recepción del hotel.