Dónde correr en Barcelona: las mejores rutas para hacer running

Descubre las mejores zonas para hacer running en Barcelona

Dónde correr en Barcelona: las mejores rutas para hacer running

Barcelona es una ciudad ideal para hacer running. Además de su magnífico clima, la ciudad te permite salir a correr por la montaña, la playa y por incomparables entornos urbanos que puedes elegir en función de tus gustos, preparación física y niveles de exigencia. Si necesitas algunas ideas sobre dónde correr en Barcelona, te ofrecemos una guía con las mejores rutas para hacer running en la ciudad.

El paseo marítimo

El Passeig Marítim es una de las zonas preferidas para los runners de Barcelona

Uno de los itinerarios más concurridos por los runners de Barcelona debido a la anchura del paseo y a la posibilidad de correr acompañado de la brisa marina y con el Mediterráneo como inmejorable telón de fondo.

La práctica totalidad del trayecto (unos 6 kilómetros) está pavimentado pero, si te animas, puedes adentrarte en la playa de la Barceloneta y correr por la arena.

Para evitar aglomeraciones y poder correr con soltura durante el verano, lo ideal es acudir muy temprano o a última hora de la tarde.

Montjuïc

El enorme parque de Montjuïc permite salir a correr por itinerarios muy diversos

El inmenso y precioso parque de Montjuïc ofrece una infinidad de rutas con diferentes desniveles y rampas que se van endureciendo a medida que el recorrido se aproxima a lo alto del castillo.

Además de contemplar unas preciosas vistas de la ciudad, corriendo por Montjuïc te encontrarás con preciosos jardines, instalaciones olímpicas y algunos de los principales centros culturales de Barcelona.

Te proponemos un trayecto de unos dos kilómetros desde el castillo (una antigua fortaleza militar ubicada en la cima de la montaña), pasando por el Estadio Olímpico hasta llegar al Museu Nacional d’Art de Catalunya (MNAC). Como premio, al caer la noche puedes disfrutar del espectáculo de luces, música y agua que ofrece la Font Màgica.

Puedes llegar a Montjuïc en transporte público (metro de Plaza Espanya o de la avenida Paral·lel) y a través del funicular.

Parc de la Ciutadella

El Parque de la Ciutadella es una de las mejores zonas para salir a correr en Barcelona

Ubicado en pleno corazón de Barcelona, correr por el parque de la Ciutadella se convierte en un auténtico placer para los sentidos.

Pese a que puede estar masificado en determinados momentos (especialmente cuando llega el buen tiempo y en fin de semana), su precioso lago, sus árboles centenarios, jardines, esculturas y la cascada monumental hacen que recorrer este auténtico museo al aire libre siempre valga la pena.

Carretera de les Aigües

La Carretera de les Aigües permite correr por la montaña sin salir del casco urbano de Barcelona

Hacer un recorrido por la carretera de les Aigües es un auténtico lujo para cualquier runner, ya que permite correr por la naturaleza sin alejarse del casco urbano de Barcelona.

Pese a ser un trayecto de cerca de 10 kilómetros por la montaña de Collserola (muy cerca del Parque del Tibidabo), el terreno es casi siempre plano y se hace por el lado del mar, por lo que ofrece unas vistas increíbles de Barcelona.

Diagonal

La Diagonal de Barcelona es ideal para correr por la ciudad

Si prefieres el asfalto y el bullicio de los entornos urbanos, correr por la avenida Diagonal es tu mejor opción. Sus cerca de 11 kilómetros atraviesan toda Barcelona desde la montaña hasta el mar, por lo que puedes conocer la ciudad mientras corres por las anchas aceras de una de las calles más famosas de Barcelona.
Te recomendamos un recorrido de cerca de 5 kilómetros entre la Plaça Francesc Macià y la de Glòries, dos de los puntos neurálgicos de la capital catalana.

Parc Fluvial dels Besòs

El Parc Fluvial dels Besòs es uno de los lugares más tranquilos para salir a correr en Barcelona

Las 115 hectáreas de este parque, libres de tráfico y habilitadas para corredores y ciclistas, te permiten correr por asfalto, césped y tierra. Además, los kilómetros están marcados a lo largo del recorrido y, si tienes sed durante el entrenamiento, puedes subir una de sus pequeñas rampas y beber en alguno de los parques colindantes.

Además de las que te hemos presentado, en Barcelona existen otras magníficas zonas para hacer running como el Park Güell, el de Can Dragó o el parque Joan Miró.

Si quieres aprovechar el tiempo al máximo y empezar a correr desde el mismo hotel, puedes hacer un recorrido por las encantadoras y laberínticas calles del barrio Gótico mientras te empapas de la cultura, la tradición y la magia del centro histórico de Barcelona (eso sí, es posible que tengas que esquivar a más de un transeúnte 😉 ). ¡No dudes en preguntar a nuestro staff si necesitas más información!