Quicktext hotel chatbot

Calle Petritxol: el mejor chocolate caliente de Barcelona

mejor chocolate caliente calle petritxol

Calle Petritxol: el mejor chocolate caliente de Barcelona

En pleno corazón del barrio Gótico se encuentra una de las calles más populares, encantadoras y bulliciosas de toda Barcelona, una parada obligada para los que quieren disfrutar de la ciudad desde un punto de vista diferente. Se trata de la calle Petritxol: un rincón lleno de chocolaterías donde disfrutar de una deliciosa taza de chocolate caliente.

¿Quieres tomar el mejor chocolate caliente de Barcelona? Ve a la calle Petritxol. Lee el blog del Hotel Arc La Rambla para conocer la historia de este rincón tan dulce.

La calle Petritxol

La calle Petritxol es una de las calles más antiguas y emblemáticas de Barcelona. Está situada en el centro histórico de la ciudad, en pleno barrio gótico, a pocos minutos a pie de la Plaza de Cataluña y la Rambla.

Este callejón estrecho y empedrado está repleto de tiendecitas y pequeños establecimientos donde ofrecen todo tipo de productos artesanales. Además, se pueden encontrar restaurantes, bares de todos los estilos y locales de ocio nocturno.

Aunque son muchos los motivos para visitar esta famosa calle barcelonesa, hay un elemento que lo hace especial y un destino muy popular: sus chocolaterías. 

Las Chocolaterías de la calle Petritxol

Las chocolaterías de la calle Petritxol son una parada obligatoria para los amantes del chocolate. Estos negocios tradicionales venden chocolates de todo tipo, pastas, pasteles, postres y dulces de toda clase, pero indiscutiblemente, el producto más popular es el chocolate caliente servido a la taza.

Un taza de chocolate caliente: una experiencia inolvidable

Disfrutar de una taza de chocolate caliente en una cafetería de la calle Petritxol es una costumbre muy típica entre los barceloneses. Hay distintas repartidas por la zona y en todas eleboran unos dulces buenísimos, por eso se hace difícil quedarse solo con una.

mejor chocolate caliente calle petritxol

Sin embargo, si le preguntas a una persona de Barcelona cuál es el lugar más típico, seguramente responderá: la Granja Dulcinea. Además, te aconsejará que pidas un suizo, el clásico chocolate a la taza con nata por encima. 

Un plan perfecto para entrar en calor en una fría tarde de invierno en Barcelona. Además, es la excusa perfecta para descubrir el barrio gótico.

Una tarde por el barrio Gótico

El barrio Gótico es genial para pasear y conocer la ciudad desde otra perspectiva. Hay muchos puntos de interés turístico cerca: monumentos históricos como el Palau de la Generalitat; edificios barrocos como el Palau del Lloctinent y por supuesto, galerías de arte y museos como el Picasso.

Por todo esto, la calle Petritxol, con su mezcla única de historia y cultura, de planes turísticos, de buena gastronomía y de sabrosos chocolates calientes, se ha convertido en un destino imprescindible para todo aquel que quiera disfrutar de la Barcelona más dulce.

¡Visítala y disfruta de una experiencia única para los sentidos!

No olvides compartir esté post de Hotel Arc La Rambla y seguirnos en nuestras redes sociales para estar al día de los mejores planes de Barcelona.



X