10 cosas que debes hacer cuando visitas Barcelona por primera vez

La Sagrada Familia es uno de los 10 lugares imprescindibles que debes visitar en tu primera estancia en Barcelona

10 cosas que debes hacer cuando visitas Barcelona por primera vez

Descubre las 10 cosas imprescindibles que debes hacer la primera vez que visitas Barcelona

Barcelona es siempre un destino excelente, sin importar las veces que la hayas visitado. Aunque la riqueza de su oferta hace imposible conocer la ciudad a fondo en tan solo unos días, te ofrecemos una guía con las 10 cosas que debes hacer sí o sí cuando visitas Barcelona por primera vez 😉

1. Pasear por la Rambla

La Rambla (en la que se ubica el Hotel Arc) es la calle más famosa de Barcelona, una de sus principales arterias y un punto de obligada visita para cualquier primerizo en la ciudad.

Puedes empezar admirando Mirador de Colón, junto al puerto. Un magnífico conjunto escultórico  dedicado a Cristóbal Colón (que eligió el puerto de Barcelona para desembarcar después de su viaje por América) que incluye un mirador desde el que contemplar Barcelona a 60 metros de altura.

Desde ahí iniciarás un apasionante recorrido en el que encontrarás preciosos quioscos de flores y productos locales, heladerías, comercios centenarios, tiendas de souvenirs, artistas callejeros y una incesante marea de gente que la llena de vida.

Si por el camino te entra hambre puedes reponer fuerzas en el Mercat de la Boqueria, uno de los mercados gastronómicos más importantes de Europa.  En sus más de 300 puestos encontrarás desde productos típicos de la gastronomía local hasta exóticos manjares de prácticamente  todas las partes del mundo.

Si te apetece comer allí mismo, La Boqueria cuenta con excelentes restaurantes y puestos de comida en los degustar tapas y platos elaborados al momento con los productos frescos del mismo mercado.

No muy lejos encontrarás el maravilloso Teatre del Liceu y, prácticamente en frente, la Plaza Real, una joya neoclásica en la que conviven edificios del siglo XIX con comercios tradicionales con restaurantes, cafés, tiendas y locales nocturnos ideales para relajarse y tomar algo.

2. Conocer la Manzana de la Discordia

La Manzana de la discordia está ubicada en el Passeig de Gràcia

La  conocida como la La Manzana de la Discordia, ubicada entre las calles Aragó y Consell de Cent, agrupa en una sola fachada a tres de las obras cumbre de los principales arquitectos del modernismo catalán: la Casa Lleó Morera (obra de Lluís Domènech i Montaner), la Casa Ametller (de Joan Puig i Cadafalch) y la Casa Batlló (de Antoni Gaudí).

Tres edificios que han competido en belleza desde su construcción (el sobrenombre de Manzana de la Discordia surgió por la sana rivalidad que existía entre sus creadores) y que, en conjunto, forman un auténtico museo arquitectónico al aire libre en pleno corazón de Barcelona.

Además, la visita a la Manzana de la Discordia te permitirá conocer también el Passeig de Gràcia, uno de los principales núcleos comerciales de Barcelona.

3. Perderte en el Laberint d’Horta

Perderse en el Laberint d'Horta es uno de los imprescindibles de Barcelona

El parque del Laberint d’ Horta destaca por la belleza del jardín del siglo XVIII que le da nombre, el más antiguo conservado de Barcelona.

Nacido como jardín neoclásico para convertirse  posteriormente en romántico, su excepcional diseño y la belleza de sus detalles convierten el laberinto en una maravilla arquitectónica en la que perderse es un auténtico placer. Como curiosidad, el Laberint d’Horta fue escenario de la película “El perfume”.

4. Dejarte impresionar por el legado de Gaudí en Barcelona

Antoni Gaudí creó en Barcelona un conjunto de obras tan profuso, original e impactante que convirtió a la ciudad en un referente arquitectónico en todo el mundo. Estas son algunas de las más importantes:

Park Güell

En el Park Güell te sentirás como en un cuento de hadas

Al entrar en el Park Güell, declarado Patrimonio de la Humanidad en 1984, te parecerá estar viviendo en un cuento de hadas gracias a su increíble conjunto de terrazas, mosaicos y esculturas que integran a la perfección arquitectura y naturaleza.

Entre las más destacadas, el carismático lagarto-mosaico hecho de ladrillo revestido con trencadís que da la bienvenida a los visitantes en la entrada principal.

Sagrada Familia

La obra cumbre de Gaudí y máximo exponente del modernismo catalán, La Sagrada Familia es el monumento más visitado de España y uno de los más visitados de Europa.

El edificio representa los símbolos de la fe cristiana a través de sus tres monumentales fachadas, que simbolizan los tres momentos culminantes de la vida de Jesucristo: su nacimiento (calle Marina), su pasión, muerte y resurrección (calle Sardenya), y su gloria (calle Mallorca). Todas ellas incorporan preciosos conjuntos escultóricos en los que se recrean los principales pasajes de su vida: el beso de Judas, la última cena, El juicio de Jesús, el Ecce Homo, etc.

En la actualidad, han sido erigidas 8 de las 18 torres diseñadas por Gaudí. El arquitecto decidió que doce de ellas fueran dedicadas a los Apóstoles, cuatro a los Evangelistas, una a María y otra a Jesús. Cada una de ellas estará dotada de diferente altura en función de la jerarquía religiosa que representan (la dedicada a Jesucristo alcanzará los 175 metros de altura).

Por su parte, para el interior de la basílica el genio catalán se inspiró en las formas de la naturaleza para diseñar enormes columnas en forma de tronco de árbol que lo convierten en un exuberante bosque de piedra.

Tras más de un siglo en construcción (los trabajos empezaron en 1882), se espera que el gran icono de Barcelona esté finalizado en el año 2026 coincidiendo con el centenario de la muerte de Gaudí.

Casa Batlló

La Casa Batlló es mucho más que arquitectura…es pura fantasía. En 1904 Gaudí transformó un modesto inmueble en una de sus creaciones más impresionantes y admiradas (declarada Patrimonio Mundial de la Unesco en 2005), en la que destacan sus formas onduladas, los tonos azulados y la policromía de sus ventanales.

El edificio simboliza la batalla de Sant Jordi, patrón de Cataluña, contra el dragón (representación del mal). En la azotea, el lomo del dragón está representado por tejas de diferentes colores en forma de escamas, atravesadas por una cruz de cuatro brazos que evoca la espada de Sant Jordi.

La Casa Batlló es uno de los edificios más bellos de Barcelona

Pero no sólo el exterior es impresionante. Los preciosos patios interiores de la Casa Batlló evocan las profundidades marinas gracias a los detalles del sistema de ventilación y al increíble dominio que Gaudí tenía de la luz, el color y los diferentes materiales decorativos (vidrio, madera, hierro, etc.).

La Pedrera

Si todavía no estás deslumbrado  por el legado de Gaudí en Barcelona, La Pedrera (también conocida como Casa Milà) te enamorará definitivamente.  Las seis plantas del edificio están plagadas de curvas sinuosas, formas arquitectónicas imposibles y una decoración interior que, como es una constante en su obra, recrea las formas de la naturaleza.

Pero si algo destaca en la Pedrera es su espectacular azotea, en la que las chimeneas en forma de esculturas de guerreros forman un impresionante ejército de piedra.

5. Celebrar un gol en el Camp Nou

El Camp nou es de obligada visita para los amantes del fútbol

Si eres aficionado al fútbol no puedes dejar de visitar el Camp Nou, uno de los templos del balompié mundial. Además de disfrutar en directo del juego de Messi, Iniesta o Suárez y del espectacular ambiente que se respira en cada partido, contratando el Camp Nou Experience recorrerás los rincones más emblemáticos del estadio como los vestuarios, el túnel de jugadores, la zona de prensa, la sala de trofeos e incluso el terreno de juego y los banquillos.

6. Subir hasta Montjuïc

La visita al inmenso parque de Montjuïc te permitirá conocer desde los más bellos jardines hasta instalaciones olímpicas y algunos de los principales centros culturales de la ciudad.

Puedes empezar visitando en el Castillo de Montjuïc, una antigua fortaleza militar construida en 1751 que preside la cima de la montaña. En la siguiente parada del recorrido conocerás los principales escenarios de los Juegos de Barcelona 92, como el Palau Sant Jordi o el estadio Olímpico de Montjuïc.

Tampoco puedes dejar de visitar el Poble Espanyol (que reúne un conjunto de reproducciones a tamaño real de construcciones típicas de todas las regiones de España), la Fundació Miró ni el  Museu Nacional d’Art de Cataluña (MNAC) que alberga una de las mayores colecciones de arte medieval de Europa.

La Font Màgica de Montjuïc ofrece todas las noches un espectáculo de luces, música y agua

Como epílogo ideal, al caer la noche la Font Màgica de Montjuïc ofrece un espectáculo de luces, música y agua que enamora cada noche a cientos de visitantes.

7. Conocer la gastronomía local

Por supuesto, tienes que conocer Barcelona a través de sus sabores y platos típicos. No te puedes ir de la ciudad sin haber probado la esqueixada, la escalibada, los calçots, la butifarra de pagès, el pa amb tomaquet, los panellets y un largo etcétera de maravillas de la gastronomía local. Para que puedas disfrutarlas en su verdadera dimensión, te dejamos una lista con los mejores restaurantes de comida catalana en Barcelona.

8. Recorrer el Gótico y el Born

Perderse por el casco antiguo de Barcelona es uno de los mayores placeres que se pueden disfrutar en la ciudad.  Mientras paseas por sus encantadoras y laberínticas calles descubrirás lugares tan especiales como la iglesia de Santa María del Pi, la Plaza de San Felipe Neri, la Plaça de Sant Jaume (que alberga las sedes del Ayuntamiento de Barcelona y del gobierno catalán) y, sobre todo, la catedral de Barcelona, uno de los mejores  ejemplos de la arquitectura gótica catalana del siglo XV.

La Catedral de Barcelona es uno de los mejores ejemplos del Gótico catalán

No muy lejos encontrarás el Born, uno de los barrios más sofisticados de Barcelona. Entre sus centenares de restaurantes de todo tipo y tiendas vintage se sitúa la elegantísima basílica de Santa María del Mar, el espectacular Palau de la Música Catalana y el Museo Picasso, que acoge una colección de más de 4.000 obras del artista malagueño.

9. Disfrutar como un niño en el Tibidabo

El Tibidabo ofrece diversión para toda la familia y unas vistas inmejorables de Barcelona

A pesar de ser uno de los parques de atracciones más antiguos de Europa, el  Tibidabo sigue en plena forma  gracias a sus divertidísimas atracciones pensadas para toda la familia y a las magníficas vistas panorámicas de la ciudad que pueden divisarse desde todo el recinto. Además, podrás disfrutar de un entretenimiento extra subiendo al parque con el funicular.

10. Hacer un picnic en la Ciutadella

Con el imponente Arc del Triomf presidiendo la entrada, la Ciutadella es un oasis en pleno centro de Barcelona que cuenta con grandes zonas arboladas, jardines y un lago en el que dar un agradable paseo en barca.

Asimismo,  podrás admirar una gran cantidad de esculturas, monumentos y demás piezas artísticas como el famoso mamut de piedra a tamaño natural, el Castell dels Tres Dragons de Domènech i Montaner, una cascada monumental (en cuyo diseño también participó Gaudí) o el Umbracle y l’Hivernacle para los amantes de la botánica.

El parque fue escenario de la Exposición Universal celebrada en Barcelona en 1888 y en la actualidad alberga el zoológico y el Parlamento de Cataluña.

Te hemos presentado una lista con las actividades imprescindibles que debes hacer en Barcelona cuando la visitas por primera vez, pero hay muchísimas más. Consúltalas en nuestra agenda y no dudes en preguntar a nuestro staff si necesitas ampliar cualquier información. ¡Te esperamos!