Los 9 lugares más románticos de Barcelona

Planes románticos en Barcelona

Los 9 lugares más románticos de Barcelona

¿Se acerca San Valentín y todavía no tienes plan para disfrutar con tu pareja? Te presentamos los lugares más románticos de Barcelona para que puedas jurar amor eterno con la ciudad como testigo

 1. Pasear por el barrio Gótico

El centro histórico de Barcelona está plagado de calles y plazas con encanto en los que dar rienda suelta a tu lado más romántico. Puedes iniciar el recorrido en la plaza de Sant Felipe Neri, trufada de casas de estilo renacentista y con una preciosa fuente en el centro. Además, en la iglesia ubicada en la misma plaza se pueden observar las cicatrices que dejó en el templo una bomba lanzada durante la Guerra Civil española.

Desde allí puedes seguir recorriendo las callejuelas del barrio hasta llegar a la majestuosa Catedral de Barcelona, un templo gótico del siglo XV capaz de seducir a cualquier visitante.

No muy lejos se encuentra la elegante basílica de Santa Maria del Mar, en la que se inspira la famosa novela “La Catedral del Mar” de Ildefonso Falcones. Como curiosidad, la construcción del templo durante la Edad Media fue sufragada por los feligreses del barrio, que ayudaron a levantarla bien con dinero o bien con su esforzado trabajo.

Puedes acabar el recorrido en el conocido como “mural del beso”, obra del artista catalán Joan Fontcuberta. El mosaico consta de cerca de 4.000 fotografías de barceloneses que, reunidas, reproducen la imagen de dos personas besándose.

2. Un romántico viaje en globo

Romántico paseo en globo en San Valentín

¿Tenéis ganas de hacer algo realmente diferente? En Cardedeu (a 30 minutos en coche de Barcelona) podéis disfrutar de una cita romántica a 1.000 metros de altura con un vuelo en globo, que os permitirá contemplar paisajes inolvidables como nunca los habéis visto.

Si reserváis el vuelo para vosotros solos podréis incluso pilotar el globo durante unos minutos y, al aterrizar, os espera un almuerzo y una botella de cava para redondear la experiencia.

3. Baños árabes y masaje relajante para parejas

Relajante bbaño en vino en Barcelona

Si lo que os apetece es tranquilidad y relax, no podéis dejar de visitar los baños árabes en Aire de Barcelona, uno de los lugares más fascinantes de la ciudad.

Ubicado en el barrio del Born, el recinto es una oda a la relajación y el placer que combina la esencia de los tradicionales baños romanos y griegos con una decoración de estilo árabe.

En primer lugar disfrutaréis de un revitalizante masaje tras el cual empezará un recorrido por el agua templada del tepidarium (36º), la caliente del caldarium (40º) y la fría del frigidarium (16º). Seguidamente llegará el baño de vapor en el Hammam y finalmente podréis sentir el roce del agua en el baño de mil chorros.

Asimismo, dependiendo de vuestro bolsillo, también podéis disfrutar de un tratamiento de aromaterapia, masajes antiestrés con piedras calientes, un baño de vino o sentiros como si flotarais en el Mar Muerto con el baño de sal.

4. Perderse en el Laberint d’Horta

Perderse en el Laberint d'Horta puede ser de lo más romántico

Piérdete con tu pareja en el laberinto de este precioso jardín neoclásico del siglo XVIII, situado en el distrito de L’Horta Guinardó. Una maravilla arquitectónica rebosante de belleza y romanticismo que, además, es famosa por haber sido escenario de películas como “El perfume”.

5. Diversión y vistas increíbles en el Tibidabo

Subir a la noria del Tibidabo es un plan romántico ideal para parejas

Está bien, puede sonar a escenario típico de película romántica…pero pasar la velada en el Tibidabo es una apuesta segura. Además de divertirte con las atracciones de uno de los parques más antiguos de Europa y conocer la belleza Templo Expiatorio del Sagrado Corazón, subir al Tibidabo te permitirá contemplar una preciosa vista panorámica desde la que divisar el mar y todos los edificios emblemáticos de Barcelona.

6. La calle de los besos

Si estabas esperando el momento adecuado o una señal divina para pasar a la acción, el nombre de la calle de los Besos puede ser la excusa perfecta para lanzarte…

Pero el origen del nombre de la calle tiene poco de romántico. Aunque existen diferentes teorías, la más aceptada dice que, en el siglo XVIII, los condenados a muerte en la cercana Ciudadela podían despedirse de sus familiares en esta pequeña vía ubicada cerca del Arc del Triomf.

7. Paseo en barca por el parque de la Ciutadella

En el parque de la Ciutadella se puede dar románticos paseos en barca

Los paseos en pareja por preciosos parques son la quintaesencia del romanticismo. El de la Ciutadella, el más grande y antiguo de Barcelona, es una obra de arte en sí mismo y, además, tiene algunos rincones únicos.

Entre ellos el Umbracle, un edifico de ladrillo y techo de madera con 128 años de antigüedad en el que se encontraréis especies de plantas de todos los rincones del mundo.

Además, el parque cuenta con un lago en el que dar un agradable y romántico paseo en barca tras el cual podéis hacer un picnic en cualquiera de las zonas habilitadas.

8. Cenar con las estrellas en el mirador Fabra

El amor no entiende de fechas y no todos los planes románticos se tienen que reservar para San Valentín… Si estáis en Barcelona durante el verano no podéis dejar de deleitaros con la Cena con Estrellas en el Observatorio Fabra, una velada que combina la divulgación científica y la observación astronómica con una sugerente propuesta gastronómica.

La jornada comenzará con una deliciosa cena, servida en una terraza con unas magníficas vistas de Barcelona. A continuación se ofrece una conferencia de ámbito científico tras la cual se puede visitar el museo y, finalmente, contemplar las estrellas a través de un precioso telescopio centenario.

Para disfrutar de la Cena con Estrellas es imprescindible reservar previamente.

9. Luz, música y color en la Fuente de Montjuïc

Al caer la noche os podéis acercar cogiditos de la mano a la Plaza de Espanya y dejaros maravillar por el espectáculo de agua, luz y color que ofrece la Font Màgica de Montjuïc.

Construida en 1929 con motivo de la Exposición Universal de 1929, la fuente más famosa de Barcelona conserva parte de sus engranajes originales tras su reciente restauración y deslumbra cada noche a sus visitantes bailando al compás de la música y las luces.

La fuente permanece cerrada por mantenimiento entre el 7 de enero y el 18 de febrero, por lo que la cita en este escenario único de Barcelona también tendrá que esperar para un poco más adelante.

 

Además, en Hotel Arc puedes contratar nuestro Paquete Romántico, con el que sorprender a tu pareja con una estancia íntima e inolvidable en pleno corazón de Barcelona.

El día de llegada encontrarás en la habitación una botella de cava, una cesta de frutas y bombones de chocolate.

Para que no corras, el día de la salida te regalamos una hora más para hacer el check out (hasta la 13h). ¡No lo dejes pasar!.